domingo, 8 de agosto de 2010

Escena IV



Escena IV


(En el interior de la suite del hotel. Robert se encamina a la mesa, recoge el teléfono móvil y unos papeles. Abre la puerta y sale de la habitación.)



RPOV



Fucking God. Las cinco y media de la mañana. Tendría que haber una ley que prohibiera levantarse a estas horas. Era inhumano. Y encima debo ser la única persona en el mundo, que sale todavía dormido de la ducha. Se me cerraban los ojos. Al final la noche anterior nos fuimos todos a la cama casi a las dos. Pero es que la ocasión lo merecía. No sabíamos cuando podríamos volver a meternos con Kellan de esa manera tan descarada. Una sonrisa se dibujó en mi cara al acordarme de todo. Luego se esfumó rápidamente cuando recordé también la parte de la cena. Me dirigí con paso lento a la puerta de la suite de Kris. Al subir ayer antes de acostarme, le pasé una nota por debajo de la puerta, pidiéndole que me esperara para desayunar y así tener la oportunidad de hablar. No podíamos seguir así. Parecíamos el perro y el gato, y lo cierto es que necesitaba la estabilidad que me daba el que los dos fuéramos una piña. Estaba dispuesto hasta a desayunar muesli si era necesario, aunque supiera como el alpiste de los canarios.


Toqué tres veces con los nudillos, no demasiado fuerte, solo suficiente para que me pudiese oír aunque estuviese en el baño. Esperé. No hubo respuesta. Volví a llamar, esta vez más fuerte. Después de cinco minutos me rendí, torcí hacia el pasillo y avancé hasta los ascensores. Igual la habían llamado para algo urgente en el set, o para algo de prensa, muchas veces la agenda del día nos variaba tanto, que cualquier parecido con la inicialmente prevista era pura coincidencia. Cuando se abrieron las puertas entré y pulsé el botón del piso del comedor. Tenia media hora antes de que viniesen a buscarme, me iba a dar tiempo a desayunar y si me apresuraba un poco, a llamar a mi padre para saludar. Entré en el comedor por las dos amplias puertas de madera y me quedé helado. Allí estaba ella, en la misma mesa con Taylor, Ashely, Peter y Anna desayunando tranquilamente. Me sentó como una patada en el estómago.


En vez de acercarme, aproveché que no me habían visto y me dirigí por el lateral de la habitación hacia el buffet. Agarré una de las bandejas y me quedé mirando la mesa con toda la comida del desayuno. ¡A la mierda el puto muesli!!!! Cogí un poco de fruta, un café y un par de tostadas para untar con mantequilla. Pedí una botella de agua mineral que me sacaron enseguida. Justo cuando me iba a dar la vuelta, eché un vistazo a la mesa y vi a Kris obsevándome. Si, soy un infantil a veces, ¿qué pasa? Me serví un plato de huevos con bacon y puse también en la bandeja dos croissants. Me giré con una sonrisa de oreja a oreja en la cara. Si tenia narices, que dijera algo. Me aproximé a ellos, los saludé al llegar y me senté al lado de ella solo porque Anna se levantó y me dejó el asiento libre. "Buenos días" La saludé sin más. Ella me miró y asintió con la cabeza. Ja, ¿¿¿tratamiento silencioso??? Perfecto. Yo también sabia. Me puse a desayunar sin decir nada mas.


"Has llegado justo a tiempo Rob, íbamos a contarle a Peter lo de la última conquista de Kellan." Me dijo Taylor con una sonrisa. "Ah. Si, valió la pena quedarse solo por verlo. Al pobre lo hundió en la miseria." Me reí divertido, acordándome de la cara de estupefacción que se le quedó a Kellan el resto de la noche. Taylor en su papel de cotilla mayor del reino (set) empezó a relatarle con pelos y señales a Peter la historia, mientras Anna y Ashley añadían algún detalle que otro. Yo me dedique a ventilarme el primer croissant y el bacon mientras sentía la mirada de Kris clavada en mi. No me molesté en mirarla. Cuando el relato alcanzaba el punto álgido, Peter los interrumpió. "Espera un momento. ¿Rubia y alta? ¿Ácida y cortante..?¿Guionista...? ¿Estáis hablando de Sandra?". El resto de la mesa se quedó callado mirando a Peter. "No se como se llama" Apuntó Taylor. "A mi me contó quien era una de las chicas de vestuario y un asistente de Bill que la conoce." Peter escuchaba atento. " A ver, ¿¿más de metro setenta, pelo rubio liso, unos enormes ojos verdes y unos labios increíbles??" Preguntó, dejándonos a todos flipados. Al menos no dijo nada de sus tetas. "Por el amor de Dios, Peter, no me digas que...." Replicó Anna escandalizada. Peter irguió la cabeza y se la quedó mirando sorprendido, luego pareció captar la insinuación. "NO!!! No, por supuesto que no. Y no deberíais creeros todas las habladurías que escuchéis. La conozco porque he trabajado con ella. Es una de las guionista de Damages. Es muy buena." Comentó consiguiendo aplacar a todos.


"¿Es buena? Pues dicen, ya sabes, que se acuesta con los actores ...ah y directores también al parecer..." Le informó Taylor. "Ya, ya lo se. He oído esos rumores. Incluso en el set de televisión. Yo nunca la he visto en actitud comprometedora. Lo que si puedo contarte es que una tarde, uno de los actores llego vanagloriándose de ello. Que se la había tirado en el baño la tarde anterior, contaba. Resultó ser que la tarde anterior había estado en el set trabajando con Ted y conmigo." Nos echó una de esas miradas en plan charla paternal. "Por eso digo que no hay que creerse todo lo que dicen por ahí. No se si son verdad o no, no la conozco lo suficiente como para saberme su vida privada. Pero lo de los rumores siempre es así, juegan con lo que nadie conoce.Y vosotros tres deberíais saberlo más que nadie..." Nos señaló a Taylor, a Kris y a mi. Desde luego, entre los tres habíamos alimentado para más de un año a la mitad de los periodistas de chismorreos y paparazzis del mundo. Asentí dándole un sorbo a mi café. "Ohh venga Papi no nos arruines la diversión...Para una vez que pasa algo....." Gimoteó Ashley.


Aproveché ese momento para levantarme a llamar por teléfono. Salí al hall del hotel y me senté en uno de los sofás del fondo de la estancia, buscando un poco de privacidad. Me lo cogió mi madre. God, como la echaba de menos. A pesar de que últimamente pareciera haber sido abducida por aliens. "Rob, cariño, tengo algo que decirte y no quiero que te enfades." Soltó a quemarropa. Me reí por lo bajo sin poder evitarlo. A saber con que salía hoy. La próxima vez que estuviera en casa iba a cortarle el acceso a ciertas páginas. "Entiendo que te haga ilusión, y de verdad que me emociona mucho que lo hayas pensado. Pero no puedo darte mi anillo de compromiso para que se lo des a Kristen. Cariño, piensa en tus hermanas. No puedo dárselo ni a ellas, porque son dos y tendríamos un problema.Lo siento cielo." Me froté la ceja derecha ,alzando la mirada al techo. No tenia sentido ni explicárselo. "No te preocupes mamá. Lo entiendo. Es lo justo. ¿Cómo estás tú?" Estuvimos hablando cinco minutos más. Le aseguré que comía bien, que dormía, que no bebía demasiado y que no daba problemas. Madres. Luego me pasó con mi padre.


Irónicamente mi padre es el perceptivo de los dos. Apenas había dicho tres frases cuando se quedó en silencio. "¿Qué pasa Rob?" Me quedé en silencio yo también. "No pasa nada papá, estoy bien. Un poco cansado, pero nada más." Le respondí con cautela. Pero claro, no coló. "Robert Thomas Pattinson haz el favor de tener la decencia de no mentirle a tu padre." Shiiit. Conocía esa voz. "Papá, en serio, no es que me pase nada en concreto.. No llevo una buena semana. No se..." Sonaba patético hasta para mi. "Robert, hijo, ¿¿se supone que tengo que hacer como que no noto que hace tiempo que tienes malas semanas??" Hundí los hombros y apoyé los codos en las rodillas, pasándome la mano por el pelo. "Os echo de menos. Echo de menos a los chicos y echo de menos Londres. A veces todo esto se me hace un mundo... " Decidí ser sincero, no tenia sentido otra cosa. "Lo se Rob, es natural. Intenta ser positivo. Céntrate en lo bueno que tienes ahí. Piensa en lo que disfrutas de tu trabajo y piensa en Kristen." Intentó razonar mi pobre padre. "Pensar en Kristen ahora mismo no me ayuda mucho, y fuck, quiero terminar con el vampiro de una vez... Solo quiero poder olvidarme de todo por un tiempo y poder relajarme, pero eso, ahora mismo es imposible."


Casi podía oírlo cavilar al otro lado. "Robert, mantener una relación implica mucho esfuerzo. Uno no puede enfadarse cada vez que hay un problema o las cosas no son como le gustaría. No digo que sea culpa tuya pero se lo impaciente que puedes ser a veces. Intenta ponerte en la piel de ella, siempre ayuda tener un poco de perspectiva." Dijo salomónicamente. "Y Rob, Hace 24 años tu madre y yo tuvimos un hijo. No una estrella de cine. Estaríamos igual de contentos si esa estrella, decide que quiere volver a ser un hijo nada más…" Se me encogió el estómago con sus palabras. "Gracias papá. Necesitaba oír eso. Ya se que siempre me habéis apoyado, pero no quiero… decepcionar a nadie." Susurré débilmente con voz estrangulada en el teléfono. "Eso solo pasaría si dejaras de ser tú mismo, y no vamos a dejar que eso pase, estáte tranquilo.Tú solo preocúpate de guardar algo de dinero por si necesitamos poner barricadas rodeando la casa. Si todas esas niñas nos atacan a la vez... no quiero ni pensarlo...." Me reí a carcajadas imaginándome a mi familia resguardándose en el sótano, mientras una horda de niñas descontroladas destrozaba mi casa.


Nos despedimos y cuando colgué aún mantenía la media sonrisa en mis labios. Me dejé caer en el respaldo del sofá, con el teléfono agarrado y apretado contra el pecho. Recordando las palabras de mi padre, intentando sacar el lado positivo y no dejarme llevar por el pesimismo. A veces soy un poco melodramático, sí. Kris y los demás salieron en ese momento del comedor, todos fueron hacia la entrada. Ella se quedó mirando las puertas, y luego se puso a recorrer con la vista el hall. Hasta que me encontró. Intenté sonreírle ligeramente, pero no se si lo conseguí. Le dijo algo a Taylor y se volvió para acercarse. La vi recorrer la distancia que nos separaba hasta que se sentó a mi lado en el sofá. "¿Estás bien?" Me preguntó. Debía de notárseme todo en la cara, porque parecía preocupada. "No, Kris, no estoy bien." Le contesté mirándola a los ojos. "No estoy nada bien. En absoluto. Necesito hablar contigo." Ella asintió. Nos levantamos y la cogí de la mano. Esta vez no se soltó aunque hubiera gente delante. No se donde pensaba ir, donde iba a llevarla, pero en ese momento llegaron los coches echando por tierra la oportunidad. Solté un gruñido enfadado. Ella me miró conciliadora. "¿Luego?" Me preguntó dubitativa. Yo me quedé allí de pie tenso, sopesando mis opciones. De repente me abrazó por la cintura y colocó su cabeza en mi cuello. "Te lo prometo, te busco en cuanto tengamos tiempo libre." Me besó en la barbilla y me apretó una vez más. Me relajé, aceptando su promesa. Le solté las manos, pero le pase la mía por la cintura y eché a andar hacia la puerta con ella pegada a mi lado.


Solo habían dos coches, así que no íbamos a ir solos, otra ocasión que se perdía en el limbo. Nos metimos en el primero con Peter y Ashley. Mantuvimos una conversación intrascendente, lo que duró el camino. Kris me puso la mano en el muslo derecho cuando empecé a moverlo nerviosamente y de vez en cuando me rascaba la pierna. Sabia que eso me relajaba. En apenas un cuarto de hora, cruzamos las rejas del estudio. En cuanto paró el coche salieron todos. Nuestras asistentes esperaban fuera. Bajé la ventanilla y le pedí a Kate diez minutos. Me miró indecisa. Me dijo que nos estaban esperando en maquillaje. "Kate, por favor,ya se que nos esperan. Se comprensiva, no llegamos borrachos, ni montamos grescas, ni pedimos un trailer de veinte metros. Y sabes que nunca llegamos tarde. Por favor, dejadnos solos diez minutos. Es importante..." Kris asintió a mi lado a su asistente, las dos se miraron y se marcharon de allí. El chofer que nos había oído, salió del coche y se alejó discretamente. Tomé aire y me giré para verle los ojos. "Robert..." Empezó a decir. "No, Kris, déjame hablar a mi primero..." Levanté la mano y le acaricié la mejilla con mi palma. Ella me miraba ansiosa. Le sonreí y bajé la mano para recoger la suya.


"No podemos seguir así, Kris. Al menos yo no puedo. Eres la única persona con la que no me puedo permitir el lujo de enfadarme. Me estresa demasiado. Y los dos sabemos que de estrés ya voy bien servido" Ella hizo un ademán como de decir algo. "No, no, espera, déjame decirte lo que quiero de una tirada y luego hablas tú." La agarré del asiento del coche y la senté en mi regazo de frente a mi, para poder verle la cara. " Tú eres...como... quiero decir... para mi.... es.... Fucking Shit!! No se me ocurre ninguna forma de decirlo que no sea horriblemente cursi...la culpa la tiene mi padre..." Me pasé la mano por el pelo frustrado. Ella sonrió un poquito. "Dilo, aunque sea cursi, no me reiré esta vez..." Me dijo alentándome. "Como.. no te rías...Shit… como un faro en la noche??" HOLY JESUS. Estaba sudando y todo. "Quiero decir que... aunque todo vaya horriblemente mal, o sienta que a veces me pierdo en toda esta locura... tenerte al lado es.... como... bueno, no se.... como mirar a un faro, te marca el camino para volver a la ruta buena..." Sentía ardiendo la cara y hasta la punta de las orejas. No podía ni mirarla a la cara de la vergüenza que sentía. De repente note como se abrazaba a mi cuello y me besaba en los labios. La abracé fuerte compartiendo su entusiasmo.


Me separé de ella porque aún quería decirle un par de cosas más. "No quiero discutir más por gilipolleces como si me tomo dos cervezas o me como un buey entero. No quiero enfadarme contigo porque no me esperes a desayunar. Y no me importa que los dos hagamos cosas con los demás sin estar juntos, pero no quiero sentir otra vez que prefiero estar con ellos que contigo." Le coloqué un mechón de pelo detrás de la oreja. "Y hablo de los dos, no digo ni que sea culpa tuya ni mía. Los dos. Creo que vamos a tener que aprender a pensar un poco las cosas antes de soltarlas sin mas." Le di un ligero beso en los labios. En ese momento oímos unos golpes en la ventanilla.


Kellan y Jackson tenían sus caras pegadas al cristal y ponían ojitos y los morros rollo pez soltando besos. Joder, ¿¿¿dónde estaba la rubia de anoche cuando se la necesitaba??? Kristen se rió y dio un golpe al cristal. "Tienes razón. Luego te busco y terminamos si quieres. Vamos a salir antes de que manden a alguien más a buscarnos..." Abrí la puerta y la dejé salir primero. En cuanto tuve los pies en tierra firme Kellan se aferró a mi cuello, intentando darme un lametón en la oreja. "Eyyy!!! Creí que anoche había quedado bastante claro cual es tu tipo. A mi me sobra cerebro y me faltan tetas!!!!!" Le dije en broma quitándome su brazo de encima. "Serás cabrón…." Protestó dándome una colleja.


Nos fuimos todos a maquillaje. Kristen fue al trailer donde pintaban a Ashley y Nikki. Nosotros tres fuimos al otro. Tardamos la horita de rigor. Mientras nos ponían el mejunje blanco, Kellan nos relató su nueva estrategia para ligarse a la rubia. Al parecer, ella solo estaba haciéndose la difícil. En el fondo, estaba deseándolo. Yo no podía parar de reírme. Le hice prometer que me avisaría si no estaba presente para el round dos. "Avísame con tiempo para poder traer palomitas..." Le dije entre risas. Jackson lo miraba como si fuera de otro planeta. Una de las chicas que lo pintaba,después de oírlo soltar un par de frases realmente crudas, accidentalmente, le pintó también los agujeros de la nariz. Accidentalmente. Ellos terminaron antes que yo, porque además de blanco hoy debía tener cara de demacrado y de sufrimiento extremo. Me pintaron ojeras y pequeñas lineas amoratadas alrededor de los ojos. Mi primera escena del día era con Jacob en el jardín de la casa. Después nos reuniríamos con los demás para filmar las escenas del salón.


No tuvimos ningún problema. A esas alturas Taylor y yo estábamos muy cómodos los dos juntos delante de la cámara. En solo tres tomas habíamos terminado. Nos acercaron al decorado principal. Al enfilar la entrada, vi a Kris en uno de los laterales del edificio, fumando. Me acerqué a ella. Estaba de espaldas. Cuando se volvió y la vi de frente me quedé estupefacto. "Shit. ¿¿Pero que haces fumando en tu estado????" Le dije riéndome a carcajadas. God. Llevaba la tripa postiza, era el primer día que se la ponían. Parecía un globo sonda. "¿No es un poquito exagerada?" Le pregunté acercando la mano para tocarla. Ella me dio un manotazo. "Cállate. Y no te atrevas a reírte… es… ¡¡¡es horrible!!!" Yo no podía parar de reírme. Eran tan..grotesco. "¿No se supone que estabas enfadado y triste?" Me preguntó indignada, levantando la nariz. No podía parar, lo juro, es que físicamente no podía.


"¿Como voy a estar enfadado...con la madre...de mi....cosa?" Se me caían las lagrimas, ella se giró de espaldas para que no pudiera verla soltando unos cuantos tacos. "Déjame tocarla, ¿ya da patadas?" Me tiró el mechero a la cabeza, el cual esquivé por poco. "No te acerques, ni lo sueñes!!!" Me gritó, y fijo que no se dio cuenta, pero se agarró la tripa al decirlo. Oh Dios. Iba a ahogarme de un momento a otro. "Yo también...jaja...tengo mis derechos.....juajuajua....Soy el PADRE!!!" Tuve que sujetarme con una mano a la pared para no caerme. Kristen lo aprovechó para ponerse detrás mío y darme manotazos allí donde pillaba. Claro que no contó con su nuevo volumen y acabo golpeándome en la parte baja de la espalda con la tripa. "Juajua Esto es....violencia domestica!!!... juajuaua Kris, por dios te pareces a la elefanta de mi ultima peli...juajuajuajua ¿Y tú me llamas gordo?Juajuajua" Ahí ya sacó las uñas y empezó a pellizcarme y estirarme del pelo. Yo estaba a punto de tener una crisis de algo, no se de que, pero de algo. No me había reído tanto en meses. "¿Ahora como vamos a convencer a la prensa rosa de que no estás embarazada? Espera a que te vean....juajuajuaja" En ese punto intentaba sujetarme la mandíbula con la mano, porque hasta me dolía.


Ella seguía estirándome y pegándome mientras yo intentaba coger aire. "Eres un idiota!!! Y un crío!!! Y un.. un.." No le salían ni las palabras. Yo me giré para abrazarla, pero, es que...los brazos no me daban, lo que volvió a provocarme otro ataque incontrolable. Fue su limite, porque de repente noté un golpe en la espinilla. Me había dado una patada. "Ey!! Eso duele!!" Le dije medio riéndome todavía, frotándome la pantorrilla. "Esa era la intención!!!" Estaba toda indignada, con la cara roja y el pelo enmarañado. Le brillaban los ojos de furia y gesticulaba con las dos manos. No pude resistirme. La agarré y la apoyé contra pared, de lado, y la besé. Y no fue tierno, al menos al principio. La sujeté de la barbilla y le lamí los labios un par de veces. Le hice separarlos para poder acariciarla con la lengua y ella me respondió con toda la agresividad contenida del momento. La sujeté con un brazo de los hombros y la pegué contra mi cuerpo mientras su lengua intentaba castigarme. Bendito castigo. Se la mordí, sujetándola un segundo entre mis dientes y acto seguido aproveche para introducir la mía en su boca. La recorrí minuciosamente, recreándome, antes de besarla de nuevo solo con los labios, esta vez ya más pausado. La oí susurrar mi nombre y supe que la tenia. En ese mismo momento subí la mano que tenia libre, la introduje debajo de la sudadera que llevaba y le toqué el postizo.


"¿Qué coño es esto? Es asqueroso, como viscoso....puajjj" Le pregunté apretando más fuerte. No me dio tiempo a más. Me dio un empujón y se marchó corriendo hacia la entrada del set, mientras yo seguía riéndome. Decidí fumarme yo también un cigarrillo antes de entrar, para darle tiempo a que se calmara. Cuando estaba terminando salió Kate a buscarme. Entramos los dos juntos y me llevó donde estaban los demás. Hablaban de la rubia que estaba allí con Javier. Me pareció extraño que siendo guionista estuviera trabajando con el director de fotografía. Los rumores habían corrido rápido. Todo el mundo parecía pendiente de ella. La observé mientras colocaban todos los materiales. No parecía incómoda, estaba allí como si la cosa no fuera con ella. Kellan por su parte parecía haber puesto en marcha su plan B. No la miraba, y ponía la cara como si alguien le hubiera robado el alma. Me aproximé a Kris con una tenue sonrisa. "No irás tú ahora a enfadarte con el padre de tu futura hija...." Le pregunté con voz suave. Ella me miró y después de unos segundos, al fin sonrió. "No vuelvas a tocarme la tripa y estaremos bien..." Me advirtió. Asentí y nos preparamos para rodar.


Después de la primera escena, paramos unos minutos mientras cambiaban las cámaras de posición. Vi que estaban al fondo Melissa y Stephanie y me acerqué a saludar. Normalmente que estuvieran las dos implicaba un cambio en el diálogo, así que pregunté por si tenia que aprenderme algo rápido. Me dijeron que iban a haber cambios pero en otra escena, en una de la tarde. Nos quedamos allí conversando un ratito, hasta que nos volvieron a llamar. Cuando dieron por buena la siguiente escena, fui a acercarme a Kris. Luego recordé lo tensa que se ponía cuando estábamos juntos en el set si no estábamos rodando. Estaba claro que a esas alturas todo el mundo sabia que estábamos juntos, pero ella no llevaba muy bien lo de las muestras de afecto en general. Y trabajando en particular. Decía que nos hacia parecer menos profesionales. Yo no estaba de acuerdo, o sea que podía bromear con Taylor y Jackson, podía flirtear con Anna o Ashley y eso era normal. Pero no podía ir y darle un abrazo a mi novia, porque eso seria poco ético. En fin, al final lo hacia para que ella no estuviera incómoda, porque la verdad es que siempre teníamos mil miradas encima. Dejé a los demás charlando y me alejé donde Bill para comentar un par de cosas.


Continuábamos hablando, cuando empezamos a oír revuelo alrededor nuestro. Me giré y vi a Kellan hablando con la rubia. Toda la gente estaba mirando descaradamente. Desde donde estaba no podía oírles, pero si ver que él estaba sonriendo y que ella gesticulaba y parecía alterada. Kristen y Nikki que estaban al lado tenían la boca abierta. Kellan sostenía un cafe y observaba a la rubia de arriba a abajo. Ella le dijo algo, luego se dio la vuelta y salió a toda prisa el set. "Kellan no sabe donde se está metiendo..." Comento Bill en ese momento. "Ella no es de las que se arruga." Sonrío ligeramente. "¿La conoces?" Le pregunté sorprendido. "Todos los que escribimos guiones sabemos quién es, Rob. Tanto por lo que escribe como por todo lo que cuentan de ella. Además trabajamos juntos una vez." Me dijo tranquilamente. "¿Qué hace aquí? Creía que el guión era cosa de Melissa." Y Stephanie claro, que aunque no saliera en los créditos, siempre estaba ojo avizor. "Está con Javier. No se exactamente el motivo, pero creo que lo está evaluando para un trabajo o algo así... No tiene que ver con el guión, aunque ciertamente es una lástima, seria tremendamente interesante ver su enfoque en esta historia." Dicho esto se marchó a hablar con el ayudante de cámara.


Me acerqué donde estaban los chicos. "¿Qué ha pasado?" Le pregunté a Kristen."Kellan. Ha pasado Kellan." Me dijo meneando la cabeza con una sonrisa. "Ella se ha acercado con un café y le ha dicho que no quería problemas. Supongo que habrá escuchado los rumores. Y como él es como es, le ha vuelto a tirar los trastos." Taylor se acercó riendo. "¿Has oído lo del ego? Es buenísimo..." No pude evitar sonreír. Kellan se acercó con el café en las manos y las cejas arqueadas hacia arriba. "¿Ves? Te lo dije, ya se está ablandando, un par de días más… y la tendré calentándome la almohada." Nikki lo miraba como si estuviese loco. Al chaval había que concederle la perseverancia por lo menos. Nos llamaron para colocarnos de nuevo. Una horita y media después habíamos acabado. No tenia nada más hasta la tarde. Kris tenia una escena antes, pero había tiempo. Nos fuimos los dos a mi trailer y pedimos que nos acercaran la comida allí. Nos tiramos en el sofá. Estuvimos escuchando música y viendo la tele un rato. Después hablamos largo y tendido sobre los dos. Hicimos buenos propósitos juntos y para reafirmarlo acabamos besándonos y refrotándonos sobre los almohadones hasta que tuvo que irse. Aproveché para abrirme una cerveza. Saqué también el tabaco y cogí el teléfono para llamar a Tom.


Al cuarto timbrazo contestó. "Rob tío, tienes que avisarme antes de que me vas a llamar. Siempre me pillas con los rulos puestos, no estoy presentable para tener una conversación con el hombre mas sexy de Inglaterra." Dijo imitando una voz femenina. Sonreí. God, también echaba de menos su raquítico culo. "¿Rulos? Hmmmm ¿qué más llevas puesto?" Le dije con voz supuestamente sensual. "Un tanga de encaje rosa. Nada más…" Me siguió el juego. Cabrón enfermizo. "Tú si que sabes lo que me pone...." Seguí hablándole en voz baja. "¿Es pequeño?" Le susurré. "Muy pequeño" Puntualizó con una voz que me sonó peligrosamente soez. "Y dime, si es tan pequeño... ¿Te tapa las pelotas o las llevas colgando por fuera?" Me reí estrepitosamente. "Joder Rob, ya te vale, me acabas de cortar el rollo de golpe..." Protestó entre risas también. "Tío, como algún día me pinchen el móvil, vamos a flipar, así que cállate…" Le contesté divertido. "¿Cómo estás?" Se interesé él. Ya estaba con la antena puesta por si acaso. Casi podía imaginármelo con una libreta rollo psiquiatra apuntando todo lo que decía.


Charlamos un rato, cuando nos despedíamos le pregunté que iban a hacer esa noche. Porque también soy masoquista si. "Vamos a ayudar a Bobby. Su madre lo tiene amenazado. No sabes la última. Le hace chantaje emocional. Para compensar su inclinación a hacer música que inspira el demonio, le ha hecho prometer que compondrá un par de canciones religiosas y las cantará en la iglesia." Me quedé de piedra. "Dime que no va en serio, por favor." Le rogué escandalizado. "Va en serio tío. Las tocará en nochebuena, delante de toda la peña. Vamos a echarle una mano con ellas. El pobre está de los nervios. Un día de estos explotará, ya lo verás…" Me explicó compungido. "A ver si lo puedo llamar hoy o mañana y hablo un rato con él… Y Tom, no dejéis que Marcus ponga la letra o acabará excomulgado…" Colgamos y me quedé allí un rato disfrutando del silencio y la tranquilidad.


Pero eso en el set nunca duraba mucho. Tocaron a la puerta no mucho después, para avisarme. Me levanté a regañadientes y salí del trailer para ir al set. A mitad camino vi pasar un par chicos de material corriendo hacia el otro lado. Cuando estaba llegando, salieron de dentro Jackson y Taylor corriendo también. No me dio tiempo a preguntar. Detrás de ellos salieron todos los demás incluida Kris. "Rob, corre, hay bronca en la cafetería!!!" Grito Kellan mientras sprintaba para coger a los primeros. "¿Qué pasa?" Le pregunté a Kris. "No se, pero voy a enterarme..." Y corrió camino a la cafetería. Lo admito, también tengo mi punto cotilla, así que fui detrás de ellos.


Cuando entré en la habitación, pensé que me encontraría con una pelea. Física. En plan puñetazos y golpes entre algún miembro del equipo. No podía estar más equivocado. Allí estaban frente a frente la rubia y Stephanie gritándose. Bueno, igual si habría puñetazos, porque se miraban como si quisieran arrancarse la cabeza a bocados la una a la otra. Melissa estaba intentado poner paz, pero es que ni la miraban. La rubia le gritaba a Steph que se disculpara. Steph en una reacción como jamás me habría imaginado la llamó puta delante de todos. Me quedé mirando a los otros pensando que había oído mal. ¿Dónde estaba la dulce Stephanie que todos conocíamos? Taylor estaba con la boca abierta. Las chicas murmuraban. Kellan sonreía y miraba divertido. Apuesto lo que queráis a que le estaba mirando las tetas otra vez. Entonces la rubia le respondió. Fucking Christ!!¿¿ Existía de verdad el 'Mormon Journal' ?? Y se metió con su libro ademas de recomendarle que follara más. Sonreí. Desde luego parecía saber bien donde darle.


Las cosas se calentaron un poco más y las dos empezaron a acercarse la una a la otra. Miré a mi alrededor y todo el mundo estaba allí plantado mirando, pero no hacían nada. "¿No deberíamos pararlas o algo?" Le pregunté a Jackson. Él asintió pero no se movió. Y yo me quedé petrificado cuando oí nombrar a mi alter ego. Edward. Escuché atónito como le decía a Stephanie que Edward era su amor real y Jacob una extensión de su marido. La otra se quedó muda, mientras la rubia hablaba y hablaba sobre un supuesto triángulo amoroso real. Taylor estaba alucinado. Yo no estaba mucho mejor. Era cierto que su marido nunca iba con ella. Yo al menos ni lo conocía. Ni a él ni a sus hijos. Quizás no era tan descabellado. Yo siempre había pensado que el libro era una fantasía erótica de Steph, pero igual, igual la cosa iba aún más lejos. Y justo cuando Stephanie perdió totalmente la compostura y se puso a gritar como una posesa, apareció Peter.


Lo vi cruzar la cafetería a toda prisa sin pensarlo un segundo, y atrapo a la rubia por la cintura para separarlas. Ella trató de soltarse, pero Peter la sujetó y le hablaba intentando hacerla entrar en razón. La asistente de Stephanie estaba allí también agarrándola mientras ella seguía vociferando. Luego fue todo muy rápido. Entraron Bill y Javier. La rubia miró a la gente y pareció calmarse momentáneamente. Bill intentaba hablar con Stephanie. Melissa no sabia que hacer, estaba allí mirando con los ojos como platos de un lado a otro. Entonces Peter cogió a la rubia en brazos y se dirigió a la puerta. Melissa lo siguió inmediatamente. Los observé cuando pasaron por nuestro lado. Ella se había agarrado a su cuello, estaba muy pálida y parecía respirar con dificultad, los ojos los tenia medio entrecerrados. "ABRID LA PUERTA, HAY QUE SACARLA AL AIRE LIBRE" nos gritó mientras avanzaba. Anna que era la que más cerca estaba, sujetó la puerta para que salieran.


Por supuesto todos fuimos detrás. Ahora que lo pienso, ninguno se quedó dentro a ver que tal estaba Stephanie. Peter la llevó hasta uno de los pseudo-bancos que había en los exteriores y se sentó allí con ella. Melissa se colocó detrás y la abanicaba con unos papeles. Nosotros mostramos un poco de decencia y nos quedamos a un par de metros. Ella respiraba con dificultad y tenia los ojos cerrados. Peter le decía algo, pero desde donde estaba yo no lo oía. Hasta que ella pareció relajar los brazos de su cuello y se quedó quieta. "Mierda!! No, NO... Sandra, ey, Sandra!!" Esta vez lo oímos todos porque levantó la voz. Parecía nervioso. Javier salió en ese momento. "Se ha desmayado. Estaba hiperventilando. Deberíamos llevarla a la enfermería" Le decía Peter a un sorprendido Javier. En seguida se hizo cargo de la situación. "Dámela, yo la llevaré. Vosotros volver, tenéis que rodar." Extendió los brazos para que Peter la colocara allí. "Voy contigo" Le contesté Peter, negándose a moverla. "Peter, yo tengo un equipo de veinte personas que pueden hacer mi trabajo durante una hora. Que yo sepa no hay un doble tuyo por aquí Me quedaré con ella. Vuelve al set y rodar. Luego puedes venir a verla..." Eso pareció convencerlo. La puso en sus brazos y le dio un golpecito en la cabeza. Melissa comentó que iba a recoger las cosas de ella y lo seguía. Peter se volvió y nos hizo a todos seguirle. "Señores, the show it's over... A trabajar!!!"


Rodamos tres escenas más esa tarde. Peter solo salía en las dos primeras, en cuanto estuvieron filmadas desapareció. Todo el mundo comentaba lo mismo. Stephanie se había ido en un coche después del incidente. De la rubia no se sabia nada. Al menos nada contrastado, porque los rumores estaban llegando a niveles de ciencia ficción. Que si estaba liada con Peter y por eso le había dicho que no a Kellan. Gracioso que hasta la comida la gente decía que si que se habían liado. Que si ella era la que realmente había escrito el guión de la película y Melissa había sido solo una tapadera para que Stephanie no lo supiera y lo había descubierto esta tarde. Que ella y Stephanie habían sido compañeras de universidad y la idea del libro había sido de la rubia. Y mi favorito. Que ella le había robado el novio a Steph, el cual era el amor de su vida, para luego dejarlo. Que había escrito a Edward según ese amor y que como había triunfado había ido a decírselo para vengarse. En serio. La gente está loca. Y se aburre mucho. Cada vez que pasaba algún cámara, o asistente o extra o personal de peluquería o Taylor, la historia había vuelto a cambiar.


Kris y yo terminamos los últimos, a pesar de ser escenas conjuntas, siempre había primeros planos de los dos, o encuadres en los que solo parecíamos nosotros. Todos los demás se marcharon al hotel y nosotros estuvimos aun media hora más rodando. Luego salí directo a la ducha mientras Kris me esperaba para coger uno de los coches al hotel. Caminamos los dos juntos a la explanada. Como los chicos habían acabado antes todos los coches estaban de camino al hotel con ellos. Nos pidieron que esperáramos un poco mientras habilitaban otro. "¿Tienes hambre?" Le pregunté agarrándola de la cintura y apoyando su espalda contra mi pecho. "No mucha. Me tomaré una ensalada cuando lleguemos." Me reí y le di un beso en el cuello. "Si quieres pido otro solomillo y lo partimos." Le dije contra su cuello. Me dio un manotazo en la frente. "Tonto." Contestó arrogante, pero a la vez me acarició la mandíbula con un dedo. La miré y la abracé más fuerte.

"Eh tortolitos....." Nos giramos y vimos a Peter y Melissa andando hacia nosotros. "¿Creéis que podemos compartir el coche con vosotros o nos dará una subida de azúcar?" Se burló Peter. "Claro Papá, faltaría más…" Le contesté sarcástico. En ese mismo instante aparecieron Javier y la rubia. "¿Estarás bien? Yo tengo que quedarme un rato más, he de preparar cosas para mañana. Pero si quieres..." Ella no le dejó terminar. "Por enésima vez, estoy bien. Solo ha sido el cansancio, deja de perder tiempo conmigo. Me voy al hotel y tú te quedas aquí. Bastante te he retrasado ya." Le aseguró ella. Javier asintió, le pasó la mochila que llevaba y se dirigió a Peter. "Peter échale un ojo..." Le pidió.


Llegó el coche, un todo terreno oscuro enorme. Kris y yo subimos en la primera linea de asientos detrás del conductor. Melissa, Peter y la rubia, se montaron en la de detrás. Yo me apoyé sobre la puerta y coloqué a Kris recostada sobre mi hombro. De esa forma también podía ver el asiento de atrás. Nadie dijo nada durante unos minutos."He repasado las últimas hojas. Las que nos faltaban antes de todo el lío.." Fue Melissa la que rompió el silencio en el interior del coche. "Gracias Mel, no tenias porque haberlo hecho..." Le contestó ella antes de volverse hacia Peter "Gracias por todo Peter. Eres un cielo." Le pasó un brazo por los hombros y lo abrazó. "No ha sido nada." Sonrió. "Sabes que solo lo he hecho para que me escribas las mejores frases ¿no?" Ella se rió y le dio un golpe en el hombro.”Hmm insinúas que son malas las que te escribo ahora??” Peter sonrió y le tiró del pelo. “No, no insinúo, aseguro que son POCAS” Afirmó vehemente. “Al menos aún no hemos matado a tu personaje, deberías estar agradecido, todo el mundo muere en la serie…” Peter soltó una carcajada y asintió. Ella se agachó hacia delante y saco el móvil de su mochila. "Dios mío, tengo más de 20 llamadas de Lu. Va a matarme... Ni siquiera se si ha aterrizado ya." Le comentó a Melissa. "¿Viene Lu?" Le preguntó ella. "Si, va a trabajar también con el equipo de Javier. Le dije que no hacia falta, pero.. ya sabes lo cabezota que es..." Aseguró echando la mirada al cielo. Melissa se rió y asintió divertida. Llegamos al hotel cinco minutos después. Bajamos del coche y entramos en el hall.


"¿Pedimos que nos suban la cena y nos quedamos arriba?" Le sugerí a Kris mientras nos acercábamos al mostrador para pedir las tarjetas. "Vale, pero en mi suite. Tengo que llamar a mi madre y quiero mirar mi email..." Respondió ella cogiendo su llave. "¡¡¡¡ QUE COJONES HAS HECHO!!! ¿¿ ESTÁS LOCA??" Nos volvimos los dos para ver el origen de los gritos. Menudo día llevábamos. Pero.. no podía ser... Allí en medio del hall, había una chica, con los brazos en jarras y mirada desafiante. Era imposible que esos gritos salieran de algo tan pequeño y tan...¿mono?(Nota mental: ¿He dicho mono? Dios voy a matar a mi padre.) Apenas debía de llegar al 1,60. Tenia el pelo negro y lo llevaba sujeto con un cinta de flores. Y tenia unos ojos azules espectaculares. "Lu ahora no, te aseguro que no es buen momento... Y no chilles por favor..." Así que era la amiga de la rubia. Eran distintas físicamente, pero por lo que se ve el carácter lo tenían parecido. Sonreí pensando en las dos en el set al día siguiente. Madre mía, los de los cotilleos iban a tener el día completo.

"Tengo diez llamadas de Mr. Wachsberger de cuando estaba en el avión, a ver si me puedes explicar por que..." Le preguntó colérica. "Joder Lu, he dicho que ahora no. Tengo un dolor de cabeza que me muero y necesito una ducha...Luego te lo cuento" Dijo dirigiéndose a los ascensores. La morena se la quedó mirando. "No crees que has llevado un poco al extremo lo de no ponerte la ropa que metí en tu maleta???" Respondió mirándola de arriba a abajo. La rubia le dirigió una mirada asesina y siguió andando, se paró delante de las puertas de los ascensores y apretó el botón. Sacó de una carpeta unos papeles y cuando la morena llegó a su altura se los estampó en las manos. "Eso es para transcribirlo y enviarlo. Y ya va con retraso. Hazme un favor y por una puñetera vez, ¡¡¡limítate a hacer tu trabajo!!!!" Se metió en el ascensor y subió dejándola allí desconcertada. Se dirigió al mostrador del hall con una sonrisa cínica, habló con la chica unos segundos, explicándole algo y luego se subió en los ascensores.

"¿Y yo me quejo por que discutimos?" Le dije con una sonrisa. Kris se río y se abrazó a mi cintura. Cuando llegamos a la suite pedimos la cena al servicio de habitaciones. Ella hizo sus llamadas mientras nos la traían. Yo me senté a ver la tele un rato. Luego cenamos los dos tranquilamente. Estuvimos un rato leyendo las escenas del día siguiente. Medio ensayamos un par de cosas, discutimos como enfocar la última escena del día, porque no estábamos de acuerdo, para variar. Después salí a fumarme un cigarro al balcón antes de acostarnos. Estaba allí tranquilamente cuando oí ruido a mi espalda. Me giré y vi a Kris con una de las mantas o como se llame esas telas de colores que ponen para decorar en el sofá. Sonreí sorprendido, ella nunca salía conmigo por la noche a fumar. "No te dará tiempo a morir de cáncer por el tabaco, antes lo harás de neumonía por salir a las tantas a los balcones." Se acercó y me la puso sobre los hombros. Entonces levantó la otra mano y me dio una botella de cerveza. Si, cerveza. Seguía flipando cuando alargué la mano y la cogí. Con el otro brazo, la agarré de la cintura y la metí debajo de la manta conmigo. Nos quedamos allí viendo las luces de la ciudad y escuchando el sonido de los coches al pasar. Ella se apoyaba sobre mi y yo recosté con cuidado la cara en su pelo.

Parecía que esa noche iba a acabarse el embargo y por fin conseguiría ver una teta...



-----------------------------




Al final el POV de Robert se ha convertido en la cuarta escena. Por cierto, el lunes que viene no habrá capítulo porque la perraca de Io se va de vacaciones, pero puede que haya alguna sorpresa. Que lo disfrutéis.




12 comentarios:

Io dijo...

Chicas que me voy de vacacionesssssss :)

Como ha dicho Lu el lunes que viene no habra escena y el siguiente esta por ver. Me voy quince dias y seguramente no tendre acceso a internet...

Para compensar os he escrito un capitulo enterito de Robert, asi que no os quejeis, que es mas largo que un dia sin pan.

Espero que lo disfruteis y que os ayude a hacer la espera mas llevadera....

Besos a todassssss

Io dijo...

Y si, sabemos que no es lunes aun, pero mañana salgo de viaje por la tarde y queria ver que opinabais antes de irme :)

Mas besos, a todas menos a Lu que se lo agradecere personalmente despues :PPP

veronica dijo...

Bueenoo, no fue tan terrible, yo me esperaba algo peor xDD. Le diste caña a keke pero pokito, te portaste bien :D
Este capi es super completo, lo tiene casi todo. Risas,movidas, peleas, momentos tensos, momentos tiernos....de todo :D
Ohhhh me encanto la conversacion con su padre, esta frase esta genial: "Hace 24 años tu madre y yo tuvimos un hijo. No una estrella de cine. Estaríamos igual de contentos si esa estrella, decide que quiere volver a ser un hijo nada más…" ke bonita. El cachondeo ke tiene con tom tambien me gustó, seguro ke en la vida real son asi los dos xD Y pobre bobby jajajaja. Y me lo imagino descojonandose por la barriga de kristen jaja. Sus risas se echara seguro.
Ainsss y ya conocio rob a luuu, veras ke caña le pega jaja.
Bueno, tendremos ke esperar un pokito mas para el siguiente, pero seguro ke merece la pena.
Un besote a las dos!!

ana dijo...

Dicen que las cosas buenas y exquisitas se envasan en frasco pequeño, a las pruebas me remito, porque en apenas unas pocas paginas estamos ante una escena intensa, divertida, ingeniosa, tierna y mordaz; en ella caben las envidias, los rumores, las fustraciones, los miedos, las inseguridades, la chuleria, la insensatez, pero tambien la camaraderia, la amistad, la cordura,la comprension, la resignacion, el perdon, la humildad, el humor y el amor. Y esa teta....ay esa teta.
Superando las expectativas My TeamWritter. SWEETPATT

Ness. dijo...

que cotilla todo el mundo jajaja.
muy bueno el capi, robert tan cambiante de humor, y gusto la conversación con el padre y con Tom, espero que vaya a visitarlo en un capi. ya vio a lu :), me pregunto si van a poder entrar al set mañana, con toda la pelea con la meyer ?, bueno espero que descanses y disfrutes en tu vacaciones io, saludos.

¨. o O * LauryLollypop * O o .¨ dijo...

XD que genial el capi... momento barriga, momento charla con Tom y las pelotas colgando...jajajaja.
Bobby asesorado musicalmente por Marcus...daría un resultado Reagge con tanto porrete de por medio xD jajajajajaja.
Las hipotesis de la pelea de Sandra y la Meyer...muy reales, xq normalmente son cosas asi de absurdas.
Y bueno que decir de la entrada de Lu??...y las notas mentales del señorito Pattinson...

IMPRESIONANTE!!

Buen viaje Iu!!!

Besitos a todas!!!

Dreamer dijo...

Ainxxxxxxx ha salido mi Tomasin, como me he reido con su conversación, ufff aun tengo la imagen mental ahhahahahha
Coincido con Sweet y Vero, este capítulo ha estado muy cargadito. Y bueno, lo que te digo cada semana, me ha gustado mucho y estas dos semanas seran muy largas.

Un beso y espero que disfrutes de las vacaciones.


P.D: Me encanta Lu, pequeña pero matona :P

Un beso

lourdes dijo...

Lo, que tengas lindas vacaciones!!! te lo deseo de corazon, besos,..a ver si despues nos cuentas como te fue!!

Nani dijo...

Disfruta de las vacaciones Io ! arrasa esas playas de Ibiza vale ?
Lo que me he podido reir con este capi, no lo sabes bien ... esa image de Tom con el tanga por diosbendito jajajaja y el momento barriga, ese punto tierno de Rob con su padre, la verdad es que aqui vemos todos los tipos de Rob que podamos imaginar, lo releere varias veces hasta que vengas. Graciasssssssssss por TODO y pasalo genial.
Graciassss a ti tb. Lu.
Besotes a las dos

Rocio BA dijo...

Holaaa he estado tan perdida pero ya me puse al dia y me encataaaaa!!! el humor de Rob me mataaa!!!
un beso a las dos!!!!

Charo dijo...

Bueno, al final me fui de vacaciones sin poder leer el capi, pero diez dias despues creo que la espera merecio la pena.
No me estraña que te costase acabarlo por que esta cargadito de coj...
En fin que me he reido un monton, que me ha dado mucha penita cuando mi Rob estaba un poquito ñoño, que se me ha encendido la sangre con la pelea y sobre todo, que no tengo ni la mas remota idea de como va a ser el ensace o encuentro o como lo quieras llamar, de Rob y Sandra. Por Dios, que intriga...
Felices vacaciones.
Gala

Mara dijo...

Hola¡¡ espero te encuentres de lo mejor, y que tus vacaciones fueran maravillosas, pero .....
Ya se te extraña mucho y pronto nos consientas con otra de tus maravillosas escenas, anhelo el encuentro de Sandra y Rob.
Abrazos

Sandra

Sandra

Robert

Robert

Lu

Lu

Keanu

Keanu

Lu y Sandra

Lu y Sandra

Ke y Sandra

Ke y Sandra

Sandra y Matthew

Sandra y Matthew

Robert y Kristen

Robert y Kristen

Lu y Xabi

Lu y Xabi

Autoras

Io

Si la modestia -o era el sentido del rídiculo- de la autora no fuera superior a sus ganas de darse publicidad, sería ella misma quien hubiera inundado este apartado con toda una serie de referencias a su largo recorrido ‘literario’. Además, no faltarían todo tipo de detalles respecto a su experiencia como articulista de opinión, redactora ocasional y memeces varias. Al no ser así, poco o nada resta por añadir.

Lu

La mayoría de los seres humanos son como las hojas que caen de los árboles,

que vuelan y revolotean por el aire, vacilan y por último se precipitan al suelo. Pene.

Otros casi son como estrellas, siguen su camino fijo, ningún viento los alcanza,

pues llevan en su interior su ley y su meta“


Hermman Hesse según Lu.

Todo sobre Robert

Guia fanfiction

Nuestro foro

Seguidores


Esta historia está registrada en Safe Creative. Prohibida su reproducción total o parcial.